Este testimonio de ALS Worldwide avala que el glutatión fortalece las extremidades del paciente

Updated: Oct 17, 2019


Este testimonio de ALS Worldwide avala que el Glutathione fortalece las extremidades del paciente que padece esa enfermedad.



Según ALS Worldwide el glutatión fortalece las extremidades en los pacientes con ALS

Haciendo un breve recuento, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), o también llamada “enfermedad de Lou Gehrig”, es una enfermedad neurodegenerativa y progresiva que ataca las células nerviosas del cerebro y de la médula espinal, y progresivamente va provocando la muerte de estas células. Es en esa etapa cuando los pacientes comienzan a perder movilidad, e incluso, quedar paralizados por completo.


El sistema de conexión de las neuronas motoras se va dañando y dejan de mandar los impulsos a las fibras de los músculos, muy frecuentemente en piernas y brazos, así como en otras funciones motoras y las extremidades se ven más débiles y flacas por la atrofia del tejido muscular.


Un caso en particular de un paciente de ALS, extraído de la institución ALS Worldwide, dedicada a ofrecer asistencia a personas que viven con ALS nos dice lo siguiente.


Paciente: "Me diagnosticaron ALS en noviembre de 2012 y comencé a tomar glutatión casi de inmediato. Me lo recomendó alguien en quien confío y respeto, y debo admitir que estaba dispuesto a intentar casi cualquier cosa que pudiera ralentizar esta terrible enfermedad. Desde entonces, me he educado más acerca de la ELA y los medicamentos, tratamientos y terapias para ayudar a los pacientes con ELA a tener una mejor calidad de vida. Lo que eso significa es que ahora sé por qué me recomendaron el glutatión hace casi cuatro años. El glutatión es el principal antioxidante del cuerpo y es el antioxidante más poderoso para el cerebro y todo el sistema nervioso. Combate el estrés oxidativo, desintoxica el cuerpo, apoya el sistema inmunológico y ayuda en la función y reparación de las células. El estrés oxidativo y la muerte celular asociada se han implicado durante mucho tiempo en la ELA, al igual que las deficiencias en la función del sistema inmunitario y la producción de energía celular. Mi mejor consejo en esta lucha en la que estamos en contra de ALS es que siempre sea positivo y no se centre en lo negativo. Use el sentido común y aproveche los tratamientos que se basan en una ciencia sólida y que pueden mejorar su calidad de vida. Creo que uno de esos tratamientos es el glutatión. Sé que me ha ayudado."

Keith Johnson Louisiana, USA


ALS Worldwide: "El glutatión es una molécula simple importante pero poco conocida que previene el envejecimiento, el cáncer, las enfermedades del corazón, la demencia y más. Es uno de los antioxidantes más conocidos, mantiene el sistema inmunológico saludable y participa en la construcción y reparación de tejidos. El cuerpo humano produce su propio glutatión, pero una dieta deficiente, contaminación, toxinas, estrés, infecciones y más pueden agotar los niveles normales, dejando el cuerpo abierto a la infección. Los pacientes con enfermedades crónicas tienen esta deficiencia, por lo que se recomienda para aquellos con ALS / MND. El glutatión pueden liberar al cuerpo de toxinas y reciclar antioxidantes, desintoxicando el sistema. Es bueno para mejorar la debilidad de las extremidades y los síntomas de espasticidad / rigidez. Esto, junto con una dieta saludable y un ejercicio adecuado, puede mejorar la calidad de sus días."

Recuerda tomar glutatión a diario, líquido y entre 400 y 500 mg. para una salud celular, para mantenerse alejado de las enfermedades y del estrés oxidativo.



Referencias:


http://alsworldwide.org/research-and-trials/article/glutathione-improves-limb-strength


Association study on glutathione S‐transferase omega 1 and 2 and familial ALS

…, P Andersen, G Nicholson, A Al Chalabi… - Amyotrophic Lateral …, 2008 - Taylor & Francis


Decreased glutathione accelerates neurological deficit and mitochondrial pathology in familial ALS-linked hSOD1G93A mice model

MR Vargas, DA Johnson, JA Johnson - Neurobiology of disease, 2011 - Elsevier