La enfermedad del siglo: "El Intestino Permeable" no es más que la ausencia del glutatión.

La enfermedad del siglo: "El Intestino Permeable" no es más que la ausencia del glutathione.

 



El Intestino Permeable hace que pasen muchas toxinas y agentes dañinos que nos conducen hacia muchas otras enfermedades.


Mientras más avanza la ciencia, más es considerado el intestino como "el segundo cerebro".

El intestino tiene la responsabilidad de digerir lo que comemos y transformarlo en desecho.

Y está conectado estrechamente con el cerebro a través de una red neuronal, de los neurotransmisores y de sustancias químicas.

Un dato curioso es que la mayor parte de nuestro sistema inmune se encuentra en el intestino. Al mismo tiempo, la inflamación en el intestino pueden afectar al cerebro y causar síntomas semejantes a los de la enfermedad de Parkinson, autismo, ansiedad y depresión.

Sin embargo, toda la información que entra por nuestra boca, los alimentos que escogemos, afectan para mal o para bien, a través de las bacterias, los hongos...y otros agentes que conforman el microbioma intestinal. Es decir, todos esos microorganimos que viven en el intestino pueden ser favorecedores, o fuente de enfermedades.

Un dato curioso es que la mayor parte de nuestro sistema inmune se encuentra en el intestino. Al mismo tiempo, la inflamación en el intestino pueden afectar al cerebro y causar síntomas semejantes a los de la enfermedad de Parkinson, autismo, ansiedad y depresión.

De ahí que el intestino sea "la puerta de entrada a muchas otras enfermedades". como lo son:


  • La Enfermedad de Crohn.


  • La Enfermedad Celiaca.


  • El Trastorno del Espectro Autista.


  • Trastornos endocrinos.


  • Infertilidad.


  • Hipotiroidismo.


  • Endometriosis.


  • Alergias a alimentos.


  • Asma.


  • Enfermedades de la piel.


  • El Síndrome del Intestino Permeable.


El Síndrome del Intestino Permeable ocurre cuando se abren espacios entre las células que conforman la pared protectora del intestino y esos espacios que se han abierto, son los que dejan entrar sustancias dañinas como desperdicios, antígenos alimentarios, toxinas metabólicas y bacterias. De allí pasan a la sangre y comienzan a afectar al organismo completo.

Con respecto al que nos ocupa, que es este último, El Síndrome del Intestino Permeable, este ocurre cuando se abren espacios entre las células que conforman la pared protectora del intestino y esos espacios que se han abierto, son los que dejan entrar sustancias dañinas como desperdicios, antígenos alimentarios, toxinas metabólicas y bacterias. De allí pasan a la sangre y comienzan a afectar al organismo completo.


Cuando esa pared del intestino ya está muy dañada, moléculas de las toxinas y los antígenos alimentarios pasan a la sangre, provocando inflamación crónica y muchas de las enfermedades mencionadas arriba.



Qué podemos hacer para minimizar todo este daño:



  • Consumir alimentos que favorezcan a la microbiota intestinal, mantener una dieta balanceada, sin exceso de grasas y abandonar el azúcar y los alimentos procesados.

Además, debemos aumentar el consumo de alimentos prebióticos, que son bacterias vivas que existen en los alimentos, como espárragos, plátanos, ajo, cebollas, tomates, manzanas, mangos...

Consumir también probióticos como el yogurt, el chucrut y el kimchi no pasteurizados, sopa de miso, kéfir (bebida similar al yogur), kombucha , tempeh y vinagre de sidra de manzana.


  • Alejarse de los antibióticos, a menos que sean imprescindibles, porque los antibióticos se deshacen de las bacterias malas, pero también de las buenas, que son las que ayudan a que el intestino continúe funcionando perfectamente.


  • Pero lo más importante que debemos hacer de inmediato, es elevar los niveles de glutatión, ya que además de ser el antioxidante y limpiador celular por naturaleza, protege a las células contra la inflamación, apoya la inmunidad y apoya la regeneración de las paredes intestinales.

Cuando el glutatión líquido entra a permitir que las células se limpien y respiren, a su vez promueve la salud intestinal y del organismo en general. La profunda desintoxicación hace que las partículas agresivas de las que hablamos arriba, y que son las que las paredes intestinales dañadas, dejan pasar, sean eliminadas y salgan de nuestro sistema.


El descenso de los niveles de defensa del glutatión en el organismo, conllevan a la persona a desarrollar múltiples enfermedades que hemos citado a lo largo de todo este blog. Así mismo, exponen a la persona a desarrollar el Síndrome del Intestino Permeable y sus consecuentes patologías.



Referencias:

Mussell, M, et al. Gastrointestinal symptoms in primary care: prevalence and association with depression and anxiety. (2008). Journal of Psychosomatic Research. 64(6): 605-612.

Posserud I, Agerforz P, Ekman R, Björnsson ES, Abrahamsson H, Simrén M. Altered visceral perceptual and neuroendocrine response in patients with irritable bowel syndrome during mental stress. (2004). Gut. Aug 1;53(8):1102-8


https://drknews.com/glutathione-autoimmune-disease/

Intestinal Barrier Function in Response to Abundant or Depleted Mucosal Glutathione in Salmonella-infected Rats


Marleen T J van Ampting 1Arjan J SchonewilleCarolien VinkRobert Jan M BrummerRoelof van der MeerIngeborg M J Bovee-Oudenhoven