La mujer de hoy que luce sus canas entendió la belleza de saber envejecer

Updated: Oct 17, 2019


La mujer del siglo XXI que luce sus canas le dice que sí a la vida.

La seguridad y confianza que tiene esa bella mujer con canas del siglo XXI la libera de estrés exterior, del qué dirán y le permite escuchar sus verdaderas necesidades internas. Le da pausa a su vida para escoger los hábitos adecuados para su bienestar y para satisfacer sus propios gustos y no los que le impone la sociedad.

Cada vez es mayor la tendencia de las mujeres de alrededor de 50 años a dejarse el cabello al natural y lucir sus canas, en vez de sentirse menos o que les falta teñirse, las canas las hacen brillantes, no solo por la sabiduría y experiencia que entrañan esos cabellos grises, sino porque al alejarse del prejuicio de que el teñirse el cabello es lo único que hará que se mantengan bellas y aceptadas, eso hace automáticamente que se proyecten de una forma más segura, con más autoestima y por lo tanto más admiradas, apreciadas y ¡saludables!


Hoy en día ellas son las que imponen la moda.


El poder de la mujer está dentro de ella, y si ella lo aprende a utilizar para su conveniencia y para su salud física y mental, lo demás viene por añadidura.


Una mujer de hoy de 50 años es una mujer mucho más joven que una de 20, porque conserva naturalidad y frescura, por ejemplo, cuando no se enreda con complacer a nadie sino a ella misma, sabe lo que quiere y si no lo sabe, disfruta el recorrido de su vida hasta encontrar lo que quiere, sin ansiedad ni angustia ni presiones.


La seguridad y confianza que tiene esa bella mujer con canas del siglo XXI la libera de estrés exterior, del qué dirán y le permite escuchar sus verdaderas necesidades internas. Le da pausa a su vida para escoger los hábitos adecuados para su bienestar y para satisfacer sus propios gustos y no los que le impone la sociedad.


La mujer de hoy con canas es interesante, aunque no haga ningún esfuerzo por serlo, es atractiva, seduce con su seguridad y se convierte en inspiración para otras mujeres. Deja a un lado las convenciones estéticas y se atreve a ser ella y a dejar de intentar complacer al mundo. Y eso le aligera el peso de la juventud que se esfuerza por agradar, por la aceptación del otro, por competir y por conseguir la aprobación del mundo.


Ya no tiene miedo de ser ella ni ruega ser aceptada.

La mujer de hoy con canas, elige qué toma y qué come, decide su propio bienestar porque cuida su estilo de vida haciendo lo que le favorece. Aleja lo tóxico de su vida, se queda con las personas que le hacen bien, ríe, disfruta su soledad y cuando elige estar acompañada también lo disfruta. Sabe decir que no y poner límites sin por eso tener que discutir.


La confianza de la mujer con canas de hoy la lleva adonde ella quiera en la vida, le abre las puertas y es lo que la hace hermosa.

¡La mujer de este siglo XXI que luce sus canas le dice sí a la vida!




Recuerda tomar glutatión a diario, líquido y entre 400 y 500 mg. para una salud celular, para mantenerse alejado de las enfermedades y del estrés oxidativo.