Una cara como esta, no te la dan solo las cremas en las que inviertes tu dinero.


Los radicales libres nos roban el colágeno y la elastina, esenciales para la belleza de la piel.

A todas las mujeres que nos pregunten, lo primero que vamos a decir es que queremos estar delgadas y tener una piel joven y brillante. Difícilmente alguna dirá que no.


Debemos tener claro que tenemos absoluto poder para mejorar la salud celular interior, y por lo tanto, la exterior.


Las capas de la piel son: la epidermis en el exterior, la dermis en el medio y la capa subcutánea. Y las células que se encuentran el la epidermis nacen en las capas interiores, en zonas donde está la presencia de vitaminas o la carencia de ellas. La capa exterior de la piel se regenera cada 28 días, eso significa que tenemos capacidad y dominio sobre su apariencia y salud en un tiempo bastante corto, y las funciones de la piel son infinitas, recordemos que la piel también es un vehículo para eliminar toxinas y desechos.


La piel del rostro, por ejemplo, no hace sino mostrar el resultado de nuestros procesos interiores, de la salud de los millones de células de las que está compuesto el cuerpo, es imposible que una cosa sea independiente de la otra o que cuidarse la piel por fuera, sea la única forma de estar saludable y hermosa.

Como ya todos sabemos, el órgano más grande del cuerpo, no es sino el reflejo de lo que tenemos dentro, la belleza exterior proviene del interior del cuerpo y del mundo interior de la persona.

La piel del rostro, por ejemplo, no hace sino mostrar el resultado de nuestros procesos interiores, de la salud de los millones de células de las que está compuesto el cuerpo, es imposible que una cosa sea independiente de la otra o que cuidarse la piel por fuera, sea la única forma de estar saludable y hermosa.


...tantas veces decimos que una persona se ve fantástica a los 80 años y otra se ve destrozada a los 40.

Y la salud de esas células que componen el cuerpo, y su propia respiración celular se ve afectada por cada uno de nuestros hábitos diarios, la calidad del sueño, la alimentación, los nutrientes en nuestra sangre, el estado de ánimo, la actitud positiva o negativa, el tabaco, el alcohol, los medicamentos que consumimos, el ejercicio, y lo más importante: la limpieza de cada una de esas células que no vemos, pero son las que mandan. Todo lo anterior modifica nuestra piel y nuestro rostro segundo tras segundo.


El paso de los años también se refleja en nuestra piel, pero hasta ese paso de los años depende también de cómo la persona ha llevado su vida y sus hábitos, depende de las alteraciones de su forma de vida y de actitud. Por eso tantas veces decimos que una persona se ve fantástica a los 80 años y otra se ve destrozada a los 40.


Como ejemplo de que la piel es un reflejo de lo que tenemos dentro, si ustedes visitan India, notarán que sus habitantes tienen un color aceituno en la piel, muy bello y exótico, y ese color se debe a sus genes y a su alimentación.


En el caso occidental sucede lo mismo, a mejor alimentación, mejor cutis, mejor piel, más salud y más juventud en el rostro y en todo el cuerpo.


¿No es obvio entonces que lo que tenemos en el interior tiene un enorme impacto en lo que se ve en el exterior?


Sin embargo, muchísimas personas dedican tiempo y dinero a cuidar y ver hermosa la cara, pero no se preocupan por el estado de las células, y allí es donde debe ir el 90% de la atención, no solo para la piel del rostro, sino para la salud general, la salud de la piel viene de adentro, no hay que buscar la solución afuera.


¿Qué podemos hacer desde hoy?


  • Tomar mucha agua y nunca permitir que la piel se deshidrate.

  • Extraer de los alimentos las vitaminas más necesarias para la piel: A, C, E, K y las del grupo B.

  • Consumir jugos naturales y hacer jugos con hortalizas y vegetales ricos en agua, en vez de consumir gaseosas.

  • Evitar a toda costa el daño oxidativo y el ataque de los radicales libres, que son los que nos roban el colágeno y la elastina, esenciales para la belleza de la piel.


¿Y cómo se logra esto?

Cuando se comienza a incorporar a diario el hábito de la limpieza celular, o el detox celular con el glutatión líquido, en ayunas y dejándolo bajo la lengua por 15 segundos, comienza el proceso de limpieza, en pocos días empezamos a sentir mayor energía, mejor calidad de sueño y en menos de dos semanas ya la piel comienza a mostrar sus efectos, está limpia y renovada desde el interior, desde las células.


Recordemos que una de las fortalezas que caracterizan al glutatión es la neutralización de los radicales libres, por eso, comenzará de nuevo en el cuerpo la óptima producción de colágeno y elastina, otra razón para realizar el detox diario con el glutatión líquido.


Por muchas cremas que uses para realzar tu belleza exterior, es fundamental realizar una limpieza celular en profundidad y a diario, es la garantía de que tu piel sí estará hermosa permanentemente, porque su salud viene desde adentro de tus células. Además, no te puedes perder tu cara de detox

gif



Referencias:


https://salud.facilisimo.com/nuestra-piel-fiel-reflejo-del-interior-del-organismo_2145408.html


https://www.larazon.es/lifestyle/tendencias/la-piel-reflejo-de-nuestro-interior-DC12678874/


https://life-blends.myshopify.com/blogs/news/la-belleza-como-reflejo-de-lo-interior